SANTO DOMINGO, D. N.- Grupo Ramos está instalando mamparas de protección o separación en las áreas de caja de sus tiendas y supermercados, con el objetivo de cuidar aún más la salud y seguridad de sus colaboradores y clientes, ante el avance de la enfermedad del coronavirus (COVID-19). Las mamparas están elaboradas en acrílico y ayudarán a reducir el contacto entre cajeros y clientes, al momento de hacer las filas para pagar las compras.

Esta medida complementa otras que ya han sido adoptadas por la empresa para promover el distanciamiento social durante la emergencia sanitaria, como son el control de la cantidad de personas que están al mismo tiempo dentro de las tiendas y la colocación de señalizaciones para que los visitantes mantengan una separación de al menos un metro de distancia de los demás.

Grupo Ramos informó además que está dando prioridad para hacer sus compras a adultos mayores y mujeres embarazadas. Igualmente, dará preferencia a los empleados de centros de salud y del sistema 911, así como a miembros de organismos de defensa y seguridad, como la Policía Nacional, que presenten su identificación en las entradas de las tiendas.

Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la emergencia global por el COVID-19, la empresa comercial ha estado implementando y reforzando diversas medidas de seguridad e higiene para proteger a sus colaboradores, clientes y comunidades en las que opera, conforme a las recomendaciones de la propia OMS, el Ministerio de Salud Pública, y las disposiciones del Poder Ejecutivo.

Entre esas medidas están una mayor frecuencia y profundidad de limpieza en todos los puntos de contacto y áreas comunes de sus instalaciones, charlas al personal sobre el correcto lavado de manos, desinfección de carritos de compra y colocación de gel sanitizante en oficinas y tiendas. También, ha dotado de mascarillas y guantes a todo su personal de servicio al cliente, con instrucciones para el adecuado manejo de estos equipos de protección, a fin de evitar el riesgo de contaminación.

Las 70 tiendas propiedad de Grupo Ramos están laborando temporalmente en horario limitado hasta las 3:00 de la tarde, para facilitar a sus colaboradores regresar a sus hogares antes del toque de queda dispuesto por el Poder Ejecutivo. Con ese mismo objetivo, se hicieron ajustes en los turnos de trabajo de los centros de distribución y panificadora; y alrededor del 90% del personal administrativo trabaja de forma remota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here