El presidente Joe Biden ha ampliado una prohibición de la era Trump sobre la inversión estadounidense en docenas de empresas chinas que se cree que están vinculadas con el ejército de China.

Biden firmó una orden ejecutiva el jueves que prohíbe a los estadounidenses poseer o negociar valores vinculados a 59 compañías chinas, citando la amenaza de la tecnología en temas de seguridad.

La orden original, firmada por el expresidente Donald Trump en noviembre, se aplicaba a 31 empresas chinas que, según la administración, «permiten el desarrollo y la modernización» del ejército de China y «amenazan directamente» la seguridad de Estados Unidos.

La nueva orden de Biden entra en vigor el 2 de agosto.

El anuncio de Biden continúa en gran medida la campaña que su predecesor había iniciado contra la tecnología china y otras empresas.

La mayoría de las compañías que estaban en la lista de Trump, incluido el fabricante de teléfonos inteligentes Huawei y Hikvision, un importante fabricante y proveedores de equipos de video vigilancia, permanecen en esta. Algunas de las compañías de telecomunicaciones más grandes del país, incluidas China Mobile, China Telecommunications y China Unicom, también siguen prohibidas.

La decisión de ampliar el alcance de la orden se debe a las «amenazas inusuales y extraordinarias» planteadas por la tecnología de vigilancia china, según la Casa Blanca, que agregó que la decisión «permite a Estados Unidos prohibir -de manera selectiva y limitada- las inversiones estadounidenses en empresas chinas que socaven la seguridad o los valores democráticos de Estados Unidos y nuestros aliados».

China condenó la medida en una rueda de prensa el viernes, y dijo que Estados Unidos ha «suprimido y restringido sin escrúpulos a las empresas chinas».

China «se opone firmemente» a la medida de Washington como una que perjudica «no solo los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas, sino también los intereses de los inversores globales, incluidos los inversores estadounidenses», dijo Wang Wenbin, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

La medida de Biden sugiere que Washington no se está apresurando a hacer las paces con Beijing. Los analistas han dicho anteriormente que si bien Biden probablemente alcanzará un tono más predecible y diplomático con China que Trump, no esperan que la administración se relaje en la política tecnológica y comercial.

Fuente: CNN.

Descarga nuestra app Almuerzo de Negocios para que te mantengas siempre al tanto del mundo de los negocios.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here