Muchas esperanzas de regresar a una vida semi-normal después de COVID-19 giran en torno a las vacunas , pero esas inyecciones tienen límites: son más difíciles de implementar en áreas rurales y de bajos ingresos donde no hay garantía de una fácil distribución. Sin embargo, la ciencia puede ofrecer una alternativa más accesible. Los investigadores de la Universidad de Columbia han desarrollado un aerosol nasal que ha prevenido con éxito las infecciones por COVID-19 en pruebas con hurones, así como un modelo 3D de pulmones humanos.

El lipopéptido (es decir, una combinación de lípidos y péptidos) evita que el coronavirus se fusione con la membrana de la célula diana al bloquear una proteína clave para que no adopte la forma necesaria. Debería funcionar de inmediato y durar al menos 24 horas. También es asequible, dura mucho tiempo y no necesita refrigeración.

Un aerosol como este aún está lejos de llegar al público. Sería necesario realizar ensayos clínicos en humanos, sin mencionar la producción a gran escala para proporcionar suficiente acceso. Los científicos planean «avanzar rápidamente» para realizar más pruebas, dijo Columbia.

La medida podría brindar protección a muchas partes del mundo donde la vacunación masiva de COVID-19 sería difícil. También podría servir como un «complemento» incluso en lugares donde las vacunas están fácilmente disponibles, dijeron los investigadores clave Anne Moscona y Matteo Porotto. Las personas que no pueden vacunarse, o aquellas para quienes las vacunas no funcionan, pueden rociarse diariamente sabiendo que estarán seguras. Eso, a su vez, podría limitar aún más la propagación del virus y acelerar el fin de la pandemia.

Fuente: Engadget


Descarga nuestro app Almuerzo de Negocios para que te mantengas siempre al tanto del mundo de los negocios.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here