La actividad del sector manufacturero de China se ha incrementado significativamente en noviembre, cuando el índice de gestores de compras (PMI) se ha situado en 54.9 puntos, frente a los 53.6 del mes anterior, lo que supone la mejor lectura del dato desde noviembre de 2010, según la consultora Caixin.

De este modo, las condiciones del sector manufacturero de China han encadenado siete meses consecutivos al alza, consolidando la recuperación de la actividad tras el impacto de la pandemia de Covid-19 en los primeros meses del año.

Las fábricas chinas atribuyeron esta mejoría al mayor crecimiento de los nuevos pedidos recibidos, así como a la recuperación de volúmenes perdidos durante los primeros meses de 2020 por el impacto de la pandemia.

Asimismo, aunque las ventas generales también se expandieron al ritmo más rápido en una década, lo que a menudo se relacionó con un repunte en la demanda de los clientes, los datos subyacentes sugieren que el repunte siguió siendo liderado por la demanda interna, ya que el crecimiento en nuevos pedidos de exportación no fue tan marcado como el observado para el total de nuevos pedidos.

“Esperamos que la recuperación económica en la era posterior a la epidemia continuará durante varios meses. Al mismo tiempo, decidir cómo
retirar gradualmente las políticas de flexibilización implementadas durante la epidemia requerirá de una planificación cuidadosa, ya que aún existen incertidumbres dentro y fuera de China”, indicó Wang Zhe, economista senior de Caixin Insight.

Fuente: El Dinero


Descarga nuestro app Almuerzo de Negocios para que te mantengas siempre al tanto del mundo de los negocios.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here