El mercado wearable se ha adaptado a la contingencia que estamos viviendo y para hacer frente ha desarrollado el primer cubrebocas que tiene la función de un manos libres para smartphone, estableciendo un referente único en el mercado.

La adaptación a la realidad que se ha logrado con el mercado tecnológico ha dado como resultado una serie de productos como cubrebocas tech, que se han distinguido por la innovación con que han respondido a los momentos que vivimos.

Un aspecto presente en estos esfuerzos es el diseño y si insistimos en ello es porque la capacidad de esta materia es tal, que logra construir productos con la capacidad de adaptarse a nuevos hábitos y hay cualquier cantidad de casos que explican esto.

Comencemos con los casos prácticos y de los que depende nuestra salud. Durante el confinamiento, diversos diseñadores acudieron a sus impresoras 3D, para desarrollar caretas e incluso ventiladores artificiales, con los que se acompañó a los pacientes y personal médico que ha enfrentado esta contingencia. También tenemos el caso del último wearable que se ha lanzado al mercado y que es un cubrebocas, caso que sin lugar a dudas establece un referente en el mercado.

Desde el lado frívolo del diseño, este ha demostrado cómo la adaptación a los hábitos del consumidor es el único camino a seguir. Por ejemplo, el mercado de lujo se convenció de que tenía que adaptar absolutamente todos sus productos a la inevitable adopción del smartphone y de wearables como los audífonos inalámbricos, por lo que adaptaron sus prendas y accesorios a dichos productos.

Maskfone es el primer cubrebocas wearable y se ha convertido en un dispositivo tipo manos libres con diseño justo para enfrentar la situación de salud tan seria que enfrentamos.

El cubrebocas cuenta con audífonos y un micrófono, además de controles que permiten adecuar el volumen, es decir, todos los elementos indispensables en un manos libres, como la necesaria conexión inalámbrica para poder estar en contacto con tu teléfonos inteligente sin tener que estar manipulando la mascarilla.

La conectividad del cubrebocas le permite conectar a Siri, Alexa y Google Assistant, mientras que el micrófono integrado da una mayor nitidez a la voz, lo que de nuevo, evitará que tengas que retirarte el cubrebocas y estarlo manipulando constantemente.

El cubrebocas tiene una bateria con una duración de 12 horas y con filtros de aire tipo N95.

“Dado que los patógenos que causan enfermedades pueden permanecer en el aire durante un período de tiempo, es esencial que los cubrebocas permanezcan en su lugar en todo momento cuando se esté fuera de casa.

Las situaciones en las que es necesario quitarse la mascarilla, como la necesidad de responder una llamada sin sonar amortiguado o ajustar los auriculares, lo abren a la posibilidad de infección. MASKFONE fue diseñado para presentar una solución viable para mantenerse seguro y usar auriculares con comodidad para comunicarse o de otro modo “, explicó la marca.

Fuente: Merca20


Descarga nuestro app Almuerzo de Negocios para que te mantengas siempre al tanto del mundo de los negocios.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here