La televisión británica comenzó hoy a emitir publicidad mediante la técnica conocida como ‘product placement’ (emplazamiento de producto), después de que el regulador, Ofcom, haya levantado la prohibición que pesaba sobre este tipo de inserciones comerciales que son habituales en muchos países, entre ellos España.

El ‘product placement’ ha debutado en el Reino Unido con la aparición de una máquina de Nescafé en el magacín matinal de la ITV ‘Esta mañana’.

Sectores eclesiásticos y de organizaciones médicas han criticado esta autorización al ‘product placement’ porque creen que pone en entredicho la confianza de la audiencia en los operadores y pueden fomentar estilos de vida poco saludables, según ha informado la BBC.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here