En estos días y a raíz de toda la situación que estamos pasando de cuarentena y pausa, prácticamente a nivel mundial, debido a la pandemia del Coronavirus, surgen muchos cuestionamientos sobre qué es beneficioso y qué no en este momento en los negocios.

Es importante que se entienda que no hay un manual para esto. Nadie nunca previó algo como lo que esta pasando. Sin embargo existen premisas y pautas elementales de cómo manejar condiciones de inestabilidad a nivel general y que son perfectamente aplicables a los negocios, unido a experiencias en manejo de condiciones críticas de las mismas y que convierten días de incertidumbre en días productivos de trabajo.

Lo que SI debes hacer:

  • Entender que todo ésto es Transitorio. Ésto pasará, no durará toda la vida. Ten un poco de paciencia.
  • Dedicar tiempo a conocer tu Negocio. El 99% de los clientes de consultoría me dicen que no tienen tiempo para sentarse a ver lo que pasa en sus empresas. Ahora es tiempo de verificar todos tus reportes, estados, inventario, lista de clientes, cuentas por pagar y cobrar, TODO.
  • Reúnete con:
    • Contable / Asesor Financiero. Verifica cuál es tu situacion actual, qué medidas ha tomado el Estado que te beneficien y/o perjudiquen y como lo harán.
    • Tu Equipo. Para buscar ideas, conceptos, soluciones en conjunto. Involúcralos y hazlos parte del tema.
    • Tu Gerente de Banco. Plantéale tu posición y busquen, de manera conjunta, cómo esa institución financiera te puede apoyar en este momento.
    • Estar listo para el Día  1: Debes tener todos tus planes y estrategias listas para iniciar de inmediato el impulso de tu empresa.
    • Ver lo que esta haciendo el Mundo. Nuevas oportunidades de negocio se han abierto. Es momento de ver las cosas de manera diferente.

Lo que NO debes hacer:

  • Asumir una actitud de Derrota. Éste es el momento de demostrar tu liderazgo. Así que debes poner todo el ENFOQUE en producir.
  • Quedarte como un espectador. Debes estar alerta y activo para ver oportunidades de crecimiento y productividad.
  • Perder la comunicación con tus clientes o Prospectos. Jamás debes permitir que el cliente se sienta sólo, sin acompañamiento o que el prospecto se olvide de ti.
  • Llegar a ese Día 1 sin un Plan. El momento amerita que estés preparado para lo que viene. Sólo los que hayan dibujado su mapa de ruta podrán salir victoriosos de éste proceso.
  • Abandonar a tus colaboradores. Al igual que tus clientes, ellos necesitan saber qué pasará, cómo y cuándo y la empresa esta en la obligación de comunicarlo.

De aquí puedes extraer las que se puedan adaptar a tu sector o negocio. Como comentaba al principio, no hay una fórmulas perfectas ni probadas, pero te puedo asegurar que aplicando estos puntos, los resultados serán mucho mejores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here