Cómo configurar el primer smartphone de mis hijos

0
632

Expertos de Kaspersky comparten guía básica para configurar adecuadamente los primeros dispositivos móviles de los niños, reduciendo riesgos en el ciberespacio.

Los Reyes Magos dejarán a muchos niños su primer smartphone este 6 de enero, sin embargo, cuando se trata de la vida digital de sus hijos y el uso de estas tecnologías, la privacidad se convierte en una de las principales preocupaciones para 68% de los papás latinoamericanos, de acuerdo al estudio de Kaspersky llamado Hábitos Digitales. A fin de protegerlos, algo que deben tener en cuenta los ayudantes de Melchor, Gaspar y Baltazar es que configurar adecuadamente los nuevos dispositivos móviles de los pequeños será de gran ayuda para reducir riesgos.

El estudio revela que 3 de cada 10 niños latinoamericanos recibe su primer dispositivo móvil entre los 8 y 9 años. Los países de América Latina están entre los principales objetivos de ciberataques a estos dispositivos pues entre agosto de 2022 y agosto de 2023, se registraron 5 ataques por minuto a smartphones y tabletas. Dado que los niños pueden llegar a ser aún más vulnerables a estos ataques si no cuentan con la protección necesaria, otras preocupaciones han crecido entre los padres de familia, por ejemplo, que sus hijos encuentren contenidos inapropiados para su edad, que sufran acoso en línea, que desarrollen una dependencia a los videojuegos o una percepción distorsionada de la realidad, y que su vida mental, física o social se vea afectada.

Ante la necesidad de proteger a los niños y de blindar los dispositivos móviles al ser una puerta de entrada para las ciberamenazas, los expertos de Kaspersky ofrecen a los ayudantes de los Reyes Magos cinco sencillos pasos para configurar el primer smartphone de sus hijos y ayudarlos a disfrutar de la tecnología de manera segura:

1. Crea una cuenta para niños. Ésta actúa como protección en el dispositivo, al evitar cosas como descargas de contenido para adultos o canciones con contenido explícito. Los niños pequeños no tienen por qué saber la contraseña de sus cuentas. Es recomendable que actives la autenticación de doble factor –si es posible habilitarla– y que la vincules a tu propio dispositivo, no al de los niños. Aquí puedes saber más sobre cómo configurar una cuenta para los pequeños en Android o en iOS.

2. Instala todas las aplicaciones básicas. Sobre todo, aquellas que admitan la comunicación o la ubicación geográfica (como las de servicio de mensajería instantánea y mapas), además de las aplicaciones de aprendizaje. No olvides establecer la configuración de privacidad y confidencialidad en cada una de las apps instaladas, para que tus hijos no puedan ser contactados a través de su número de teléfono por desconocidos. Algunas herramientas, como un verificador de privacidad, pueden ayudarte a escoger la configuración de protección óptima para diferentes dispositivos y plataformas.

3. Limita el tiempo de uso de los dispositivos. Para garantizar un equilibrio saludable, establece zonas y horarios libres de tecnología, tal vez durante la cena o las horas previas a dormir. Existen herramientas que te ayudan a delimitar el tiempo en el que tus hijos pueden usar sus dispositivos, ya sean 15 minutos, 1-2 horas o más; después de ese límite las apps se bloquearán. También puedes asignar una cantidad de tiempo a aplicaciones específicas, como sus juegos o aquellas que utilicen para sus tareas, además de ajustar periódicamente estos límites a medida que tus hijos crecen.

4. Controla el uso de Internet. Para prevenir el uso de Internet sin supervisión, desactiva el uso de datos móviles en los dispositivos de tus hijos y configura el acceso a la red WiFi de tu hogar. Esto debería ayudar a que los niños solo se conecten a Internet en casa. Si bien existen redes de WiFi gratis en varios lugares, es importante tener en cuenta que, comúnmente, estas redes no están protegidas, por lo que es muy fácil para los ciberdelincuentes interceptarlas y robar la información de quienes se conecten (contraseñas, sitios que visitan, contactos, etc).

5. Instala herramientas de control parental como Kaspersky Safe Kids que es de gran ayuda para que puedas filtrar el contenido, las webs no deseadas y las restricciones de aplicaciones por categoría y edad. También pueden apoyarte en la supervisión de la cantidad de tiempo que tus hijos pasan en línea y rastrear su ubicación actual.

Para más información sobre cómo mantener a los niños seguros en línea, visita el blog de Kaspersky.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí