Comunicación Corporativa y sus intangibles de reputación

0
459

Una reputación sin aspectos demostrables de credibilidad es un empaque inservible relleno de promesas.

Por Ibelca Mencía.

Existen muchísimas descripciones sobre lo que es Comunicación Corporativa, y yo uní mi propia versión: “Es unificar informaciones verdaderas y demostrables, para difundir estratégicamente en los medios adecuados, aportando credibilidad a la reputación de una marca, persona o empresa y afianzándole con el público externo”.

Comunicar es una rueda que gira en 360 grados, donde lo que digo debe tener un efecto demostrable porque regresa con preguntas, intereses sociales, curiosidades y en ocasiones, grupos contrarios.

Es lo que ocurre constantemente con multinacionales, empresas de comestibles, de servicios o de productos consumibles. No importa cuántas veces digas lo que ofreces si no demuestras en qué y cómo les beneficia a los demás.

Es que siempre necesitarás demostrar de forma adecuada los procesos que realizas y que resultan beneficiosos al consumidor. Esto no quiere decir que desnudamos a la empresa, pero sí que decimos lo que somos, y además esto se puede palpar.

Las empresas, sin importar el servicio o bien que brinda, debe tener en su foco de comunicación momentos adecuados para “pasar balance”. El crecimiento, el valor agregado, los aportes sociales, comunitarios y a la economía, son algunos de estos tangibles.

Cuando una empresa, marca o persona tiene una sólida credibilidad frente a los públicos externos, es más prevenible la explosión de una crisis mediática, si en algún momento surge un ruido externo.

Esto no quiere decir que las empresas y ejecutivos no fallan, o que en algún momento no cometan errores que los puedan perjudicar, pero cuando afianzas con hechos concretos una reputación muy marcada, generas una mayor estabilidad para prevenir, enfrentar y salir a flote de cualquier crisis externa que ocurra.

Conocer a fondo los aportes que una empresa brinda, puede generar durante todo un año, el contenido estratégico necesario para un posicionamiento adecuado y una demostrable reputación.

Para ejemplificar esto que digo: supongamos que hablamos de un centro médico privado, que tiene más de 30 años de servicio en un área específica (Cáncer).

No solo se trata de que el centro cuenta con los mejores especialistas en el área, sino además de que el servicio que ofrece es de calidad, en orden, con los equipos y herramientas adecuados, con programas formativos, con programas sociales, jornadas especiales y aportes en estudios de avances sobre la enfermedad.

Todo lo mencionado pudiera impactar positiva o negativamente, de manera directa, en que el costo del servicio sea mayor o menor porque el centro no se enfoca solo en comercializar la marca y los doctores, sino que se mueve en crecimiento de su personal y en aportes a los más necesitados.

La seguridad de que estás tratando una enfermedad tan delicada, en manos de los mejores especialistas, con las herramientas adecuadas y con un impacto directo a favor de miles de personas, sobrepasa los costos.

Igual ocurre con productos y servicios que adquieres, con lugares que elijes (en el caso de viajar o vacacionar) y con alimentos que consumes. Si al obtenerlos no cumplen con las expectativas generadas por lo que se sea que te haya motivado, dejas de consumirlos y posiblemente adviertes a otros de no hacerlo.

Las tangibles de reputación en comunicación corporativa no son más que aquellos elementos demostrables, datos y proyectos que demuestran a los públicos externos el aporte y el trasfondo de cada una de las bondades que como marca anuncias y vociferas constantemente.

Como siempre digo y ejemplifico: un político que promete será recordado por cumplir lo que promociona, pero también por lo que no cumpla; Este mismo pensar es aplicable a las empresas, a las marcas y a los ejecutivos que ofrecen productos o servicios.

La prensa y los medios externos:

Para un posicionamiento adecuado y una imagen respetable, es imprescindible un adecuado manejo de prensa y de medios; pues no solo se trata de colocar una nota de prensa, una publicidad o un espacio pagado cuando tratemos de apagar un fuego.

La prensa es el mayor aliado de las marcas, las empresas, los ejecutivos, y los políticos.

Estos cuya razón de ser es la investigación profunda y la verdad detrás de las historias, son quienes producen y difunden los trabajos ampliados con enfoques distintos desde la realidad de las instalaciones existentes dentro de cada empresa, así como cada uno de los aportes que producen hacia afuera.

Y no, no se trata de decir lo que la marca produce para comercializarse. Comunicación es demostrar que una empresa, persona o marca no solo se creó para el beneficio propio de sus accionistas, sino para aportar a la sociedad mayores oportunidades de crecimiento, desarrollo y supervivencia, mientras que, por otro lado, ofrece valor agregado al público- comprador al que se dirige.

Claro está, la venta, las bondades, la publicidad, y la buena imagen son el paso inicial de toda empresa, persona o marca. Ambos deben sobrevivir, sostenerse y respaldarse conjuntamente.

Ibelca Mencía asesora de comunicación corporativa con enfoque en riesgo reputacional. Más de 10 años de experiencia en el ejercicio para sectores privados y gubernamentales.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes República Dominicana.

Fuente: Forbes.

Descarga nuestra app Almuerzo de Negocios para que te mantengas siempre al tanto del mundo de los negocios.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí